puzzle-654957_1280

¿Qué hacer si donde trabajas están “recortando cabezas”?

Posted on Posted in Uncategorized

Tu futuro está en juego y más vale que tomes las decisiones correctas ante la incertidumbre que genera esta situación. Aquí te decimos cómo actuar.

07-Nov-2015 QuimiNet Desarrollo Personal
BY:Enrique Duarte
Ya sea por una crisis económica o una adquisición, a veces las empresas se ven en la “necesidad” de despedir a gran parte de su personal.
Tus acciones en esta situación deben estar controladas.
Fuente: Flickr – Ray Wewerka
Tus acciones en esta situación deben estar controladas.
Lo cierto es que ante este tipo de situaciones son las propias empresas las que deberían de implementar algún programa para tranquilizar a los trabajadores, tanto para los que se quedan como para los que se van.
Pero en muchas ocasiones esto no sucede. Los empleados generan todo tipo de dudas y malas informaciones, lo que produce aún más desconcierto entre el personal.
Entonces, ¿qué se puede hacer para prepararse emocional, psicológica y financieramente ante una situación de inestabilidad laboral y posible despido?, preguntan los expertos de RRHH-web.
A continuación se presentan algunas recomendaciones y consejos dirigidos a aquel grupo de personas que aún tienen un trabajo y un ingreso, pero cuya estabilidad laboral no está del todo clara.
Fortalecer los vínculos familiares. Es importante reforzar la comunicación con los hijos y la pareja. Es necesario que ellos conozcan la situación que estás viviendo actualmente en tu trabajo. De esta forma te pueden apoyar con su comprensión lo cual es muy valioso en el aspecto psicológico.
Ser realista. Es importante ser realista ante la situación laboral actual. Para ello, se debe reconocer que posiblemente el trabajo que se tiene hoy, ya mañana no se tenga. Reflexiona sobre el hecho que nada en este mundo es eterno y todo se encuentra en constante transformación y cambio. Sólo al ser realista se puede asumir una actitud positiva y de empuje hacia delante. Resulta conveniente revisar y actualizar el currículum vitae.
Evaluar una propuesta de empleo o de renunciar para irse a otra empresa. Tal vez éste no sea el mejor momento para hacerlo debido a las constantes fusiones, liquidaciones y quiebras. Pudiera ser que de la sartén, saltes al fuego. Por ello, resulta necesario averiguar sobre la solidez económica y cultura organizacional del “futuro” empleador.
Hacer un presupuesto y ajustarse a él al pie de la letra. Toda persona que se encuentra en una situación laboral inestable debe elaborar un plan monetario; sé y actúa como tu propio FMI, que exige un plan monetario a los países.
Hacer del ahorro algo esencial. Es necesario esforzarse en ahorrar, como mínimo, el 50% de tu salario anual, en previsión de un posible despido. De esta forma podrás sentirte un poco más tranquilo ante la inestabilidad reinante.
Procurar la capacitación constante. Si tu empresa te ofrece la oportunidad de capacitarte en nuevas tecnologías o en otro tipo de actividades relacionadas o no con tu trabajo, debes aceptarla. Si no es así, entonces busca la forma de mantenerte al día. Es necesario siempre estar dispuesto a aprender.
Cuidar tu salud tanto física como mental. Es necesario cultivar buenos hábitos alimenticios y ejercitarse. Leer libros inspiradores, novelas clásicas y modernas te ayudarán a mantener tu mente activa y a cultivarte.
No descuidar el tema de las pólizas de seguro. Es importante tener tanto una póliza de seguro de vida y médico, como de otros tipos que te puedan ayudar a cubrir tus gastos futuros. Muchos empresarios y empleados con salarios altos jamás se preocupan por este aspecto, pues sienten que tienen dinero. Sin embargo, pueden surgir enfermedades, accidentes que causan invalidez, etc., los cuales puede representar, si no existe un seguro, que los ahorros se esfumen rápidamente.
Mantener el pago de los impuestos al día. Sé constante en el pago de los impuestos correspondientes a tu casa, negocio, terreno, etc., ya que, en caso contrario, pudieran existir, a la hora de vender o negociar estos activos, dificultades y quizás pérdidas.
Evaluar la posibilidad de realizar otras actividades. Sé un emprendedor. Podría tener satisfacciones y alegría fuera de tu trabajo. Estas mismas actividades podrían ser tu futura ocupación de quedar desempleado. Siéntate con tu pareja e hijos y haz una lista de todas aquellas cosas que podrían hacer para ganar dinero honestamente. Pon tu talento a trabajar para ti. Un optimismo matizado con realismo ayudará a tu plan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *