stairs-man-person-walking

4 cosas que no debes decirle a quien vas a despedir

Posted on Posted in Uncategorized

Nunca es fácil para cualquier persona dar este tipo de noticias, pero la falta de experiencia no se debe ver reflejada en una ausencia de sensibilidad; este proceso es delicado, por eso mismo debes cuidar no caer en estas frases.

01-Ago-2015 QuimiNet Recursos Humanos
BY:Enrique Duarte
Cuando una empresa decide ya no requerir los servicios de un empleado, es decir, despedirlo, puede ser porque no dio los resultados esperados o no cuenta con las capacidades que dijo tener a la hora de su entrevista.
Despido
Fuente: Foto de Flicker por decoded conference
También puede suceder que la empresa necesita recortar la plantilla de empleados por alguna situación económica desfavorable. En fin, la despedida de una persona puede generarse por cualquier situación.
Nadie disfruta este proceso, “cuando las empresas pequeñas y medianas sufren un cambio en la estructura del equipo, esto afecta fuertemente al resto de los empleados en cuanto a las responsabilidades que deben asumir y la carga de trabajo que tendrán”, mencionan los expertos de YoSoyPyme.
Y más allá de la carga de trabajo que puede aumentar por la ausencia de un integrante, los empleados que se quedan también pueden resentir esta acción por las relaciones interpersonales formadas con la persona despedida, elevando esto hacia otras instancias emocionales que pueden afectar a la empresa.
“(…) aunque un empresario profesional no dejará que su amistad con el empleado se interponga en el camino del éxito de la empresa”, precisan los expertos.
Si bien el momento del despido nunca es fácil para el empresario o quien sea el encargado de hacerlo, debes considerar que hay algunas frases que pueden hacerlo aún más complicado:
“No sé cómo decirte esto”: empezar el discurso con incertidumbre se presta a recovecos legales que pueden terminar en demandas, si vas a despedir a alguien lo ideal es exponer las razones por las que ya no encaja en tu empresa de forma objetiva y directa.
“Esto es muy difícil para mí”: lo mejor en un momento complicado es mostrar empatía y al decir esta frase el empleado puede sentir más enojo porque al perder el empleo posiblemente enfrente dificultades económicas y profesionales, por lo que es más difícil para él que para el empleador.
“Otra persona trabaja mejor que tú”: aunque sea cierto que en tus filas haya alguien con más capacidad, esta frase abre la puerta a un momento complicado en el que el empleado te pedirá oportunidades de demostrar que es mejor que el otro agente con quien lo comparas. Si cedes, será el inicio de un clima de competencia poco sana entre tus empleados.
“Te informaremos los detalles”: una vez que el despido es comunicado, el empleado debe asimilar la situación y empezar su proceso personal para salir de la empresa, si como empresario no tienes preparados los documentos legales y cálculos económicos relativos a su liquidación, estarás alargando la relación de esa persona con la compañía de forma innecesaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *