integralis_03

¿Cómo conseguir un aumento? 10 pasos para que tu jefe piense que eres el mejor

Posted on Posted in Uncategorized

No tienes que llegar a ser un adulador, sino saber exactamente qué hacer sin dejar de lado tu profesionalismo.

29-Feb-2016 QuimiNet Desarrollo Personal
BY:Enrique Duarte
Te invito a pensar esto: ¿cuántos empleados crees que están solicitando un aumento de sueldo en este momento en todo el mundo?, ¿cuántos de ellos lo consiguieron?, ¿cuál fue su error o la fórmula de éxito?
Tu esfuerzo lo merece, pero tienes que saber cómo trabajarlo.
Fuente: Flickr – Tax Credits
Tu esfuerzo lo merece, pero tienes que saber
cómo trabajarlo.
Si la idea de pedir un aumento de sueldo en tu trabajo ha estado rondando por tu cabeza en los últimos días o semanas y dudas de tus posibilidades para conseguirlo, deberías esperar unos minutos más para leer este artículo y cambiar de estrategia.
En realidad la mayor parte del esfuerzo no se concentra en la negociación a puerta cerrada en la oficina de tu jefe inmediato o el responsable de la decisión. No todos tenemos el “toque mágico” para convencer con la palabra, a menos que tengamos las mejores razones de por medio.
La mayor labor en este ejercicio que sucede todos los días son todos tus “movimientos estratégicos previos” al momento de levantarte de tu silla, caminar a la oficina del jefe y solicitar el aumento.
La estrategia que compartimos a continuación se enfoca más bien a la relación que se tiene que construir con el jefe, pero no estamos hablando de la típica persona que llena de adulaciones a sus superiores o en una jerga más popular se podría llamar “dorar la píldora” al patrón.
La relación jefe-empleado debería verse como una inversión a largo plazo: mientras te esfuerzas por demostrar tus capacidades para llevar a cabo el trabajo por el cual fuiste contratado y algo más, también “te ocupas” del trato con tu superior.
A continuación te presentamos esta estrategia enfocada al jefe:
1. Toma el 100% de la responsabilidad de la relación
No esperes que tu jefe inicie una relación contigo. La única persona interesada por comenzar una relación eres tú y te tienes que adaptar a tu superior, él o ella no lo va a hacer por ti.
Si tu relación inició con el pie izquierdo o en el camino hubo un malentendido, ¡arréglalo! Siempre tienes que mantener sana esa relación.
2. Mantén una interacción regular
En mi trabajo anterior veía cómo un compañero se levantaba de su lugar cuando el jefe llegaba por la mañana, lo acompañaba a su lugar sin detenerlo y se quedaban un rato (no más de cinco minutos) platicando sobre trabajo o alguna noticia o noticias publicadas ese día en los medios y de trascendencia o relación con la empresa.
No es precisamente una fórmula, pero a mi compañero le funcionaba ya que al jefe parecía agradarle esa pequeña charla.
Trata de mantener una reunión (de cualquier tipo) a la semana con tu jefe. No te quedes al margen de lo que hacen los demás. Si quieres que una persona te conozca y qué haces para apuntalar el nombre de la empresa, entonces haz que te conozcan.
3. Encuentra qué es lo que al jefe le importa más y hazlo
No hagas lo que creas que es importante, haz lo que es importante en el trabajo para tu jefe. Esta es una de las formas de mantener feliz a tu superior.
No estamos diciendo que aquellas personas que tienden a ser “creativas” lo dejen de hacer, sino que también tienen que atender las cosas que son importantes… para el jefe.
4. Mantenlo al tanto de tus logros
Si somos consecuentes, entonces debemos hacer lo siguiente: ya sabemos qué le importa más al jefe, ¡muy bien!, ahora preocúpate por mantenerlo al tanto de lo que haces y de tus logros en la oficina.
Crea objetivos alcanzables, hazlos saber a tu superior y cuando hayas llegado a la meta asegúrate que los que tengan que saberlo, lo sepan.
5. Haz que tu jefe se vea bien
Querer verse bien de manera individual es algo natural en el ser humano. Hacer que tu jefe se vea mejor es un punto extra. Claro, el empleado tiene que localizar las situaciones exactas para poder resaltar al superior sin convertir ese ejercicio en un acto cínico y desesperación.
6. Haz más fácil la vida de tu jefe
Quizás esta sea la actividad que debes tener en mente todo el tiempo. Por lo menos una vez al año levántate de tu lugar, acércate a tu jefe y pregúntale “qué podemos hacer el equipo y yo para facilitarte más la vida”, y también “cómo podríamos hacer difíciles las cosas en el trabajo y que podrían modificar tus metas”.
7. Maneja bien las expectativas
Asegúrate de que tu jefe entienda qué puede esperar de ti, cuáles son tus habilidades, cuáles son tus objetivos y metas, para que no tenga una idea equivocada de la persona que tiene frente a él o ella.
Este paso sólo se logra manteniendo una buena y sana comunicación.
8. Encuentra y ten cosas en común con tu jefe
Las personas toman partido con quien tienen algo que compartir en gustos o tendencias. Tu jefe siempre cuenta algo: el último partido de su equipo favorito, la obra de teatro, la música de tal grupo, el libro nuevo de un autor extranjero, etc. También puede ser algo relacionado con su carrera o trabajo.
Ya lo sabes y si no ¡descúbrelo!
9. Sin sorpresas
Nunca expongas a tu jefe en este rubro. Mantenlo al tanto de lo que sucede en la empresa, en el equipo de trabajo, no le des la espalda en asuntos que podrían desestabilizar al área que maneja. No te conviertas en el “chismoso”, sino simplemente un informador.
Los jefes no quieren enfrentarse a las sorpresas desagradables de falta de información frente a sus superiores. Esto podría ser causa de una humillación pública y la caída de la imagen de tu jefe y la de su equipo también.
10. ¿Quejarte?
Cuando una persona tiene un problema su primera necesidad es quejarse, algunas saltan la cerca y se dirigen directamente con el jefe. ¿Quieres ser una más de estas personas?
Tu jefe te “amará” si en vez de quejarte exponen tu situación. El líder escucha mil quejas al día, no seas la mil uno que derive en otras circunstancias negativas para ti.
Si has estado haciendo todos los pasos anteriores por un periodo de seis meses, claramente el jefe escuchará tus peticiones y tratará de ayudar a la persona que también le ha ayudado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *